Buscar
  • CADO

EMBARAZADAS Y DENTISTA. ¿QUÉ TRATAMIENTOS ESTÁN INDICADOS?


Todos sabemos que la revisión con el dentista, debería realizarse anualmente, para prevenir y detener a tiempo, cualquier patología que tengamos en la boca. Dicho esto, quisiera hacer una mención especial a la mujer embarazada.


Existen muchas leyendas urbanas sobre las pacientes embarazadas y muchos miedos por parte de ellas a la hora de acudir al dentista por que el feto no sufra ningún riesgo. Pues bien vamos a desmentir y a corroborar ciertas informaciones que se dicen.

Cuando una mujer planea quedar embarazada, es importante que visite al dentista previamente para una revisión general, ya que hay ciertos tratamientos que es mejor evitar llevar a cabo durante la gestación del bebé.


Se aconseja que acudan a una revisión en la clínica dental, al menos una vez, preferiblemente durante el segundo trimestre del embarazo. Se insiste en la buena higiene oral, para prevenir las caries y la gingivitis, que suele afectar a muchas mujeres embarazadas.


Los cambios que se generan a nivel de la encía durante el embarazo, suelen ser puramente hormonales y es un problema menor que se soluciona con una buena higiene o tratamiento periodontal, que realiza la higienista dental o el dentista, respectivamente.


ENFERMEDADES BUCODENTALES EN MUJERES EN GESTACIÓN Y LACTANCIA


Las principales alteraciones en la cavidad oral que se pueden dar en mujeres durante el período de lactancia y gestación son: gingivitis del embarazo, cambios en la saliva y un aumento de la cantidad de bacterias patógenas.


Gingivitis del embarazo

La respuesta inflamatoria a la placa bacteriana está incrementada en el embarazo, las mujeres embarazadas padecen un mayor sangrado e hiperplasia de las encías.El tratamiento que se recomienda es una higiene oral en la consulta.


Cambios en la saliva

Disminución de la capacidad tampón.Acidificación del pH.Disminución del flujo salival 1º y 3º trimestre.Aumento del flujo salival 2º trimestre.


Aumento de la cantidad de bacterias patógenas 

Disminución neutrófilos, anticuerpos.Aumento estrógenos y progesterona [Símbolo] dilatación de capilares, disminución de producción de colágeno.Durante el embarazo se produce un aumento de ambas, provocando: dilatación de capilares gingivales, estimulación de células endoteliales, disminución de la producción de colágeno y provocando una disminución de la barrera epitelial que causa una respuesta intensificada a los efectos inflamatorios de la placa bacteriana.

Por estos motivos, es de gran importancia un minucioso cuidado y controles en las mujeres durante estos periodos.


RECOMENDACIONES PARA LA MUJER EMBARAZADA


Los cambios que se generan a nivel de la encía durante el embarazo, suelen ser puramente hormonales y es un problema menor que se soluciona con una buena higiene o tratamiento periodontal, que realiza la higienista dental o el dentista, respectivamente.


Los síntomas más comunes son: inflamación y sangramiento de las encías al cepillar y en algunas ocasiones sangramiento al comer.


Durante los meses del embarazo es muy importante mantener los dientes y las encías lo más limpios posible y la mejor manera para prevenir la gingivitis o de tratarla cuando esta ya se ha instaurado en la boca de la mujer embarazada, sería:


Cepillarse los dientes después de cada comida o como mínimo 2 veces al día, haciendo especial hincapié en el cepillado que se realiza antes de ir a la cama.Utilizar un cepillo de cerdas medias, al menos que su dentista le indique otro, por alguna razón especial.Utilizar el hilo dental cada día.Visitar a su dentista para que valore si hay acumulación de sarro (piedra) y que este pueda eliminarlo de la boca de la mujer embarazada.Evitar alimento o bebidas azucaradas, tomar vitamina C que ayudará a fortalecer las encías y a reducir el sangramiento gingival.


Si durante esta revisión se determina que la paciente precisa tratamientos dentales que requieran de la aplicación de sustancias anestésicas para ser llevados a cabo, estos deben ser realizados de inmediato, porque aunque la paciente no presente dolor durante esta revisión, si no son tratados a tiempo, estas patologías se pueden convertir en motivo de urgencia dental cuando la mujer esté en plena gestación, afectando la tranquilidad del embarazo.


Si por el contrario la mujer embarazada no es tratada previamente, bien sea porque fue un embarazo inesperado o simplemente porque no acudió a la revisión anual antes de quedarse embarazada, se recomienda que los tratamientos se realicen durante el segundo trimestre de gestación, en especial aquellos tratamientos de urgencia que requieran el uso de sustancias anestésicas.


Debido a los cambios hormonales sufridos durante el embarazo, la mujer suele presentar inflamación y sangramiento de las encías. Esto es una condición totalmente normal en la mujer embarazada. Por ello es importante que la mujer mantenga una excelente higiene oral, para evitar los efectos irreversibles que puede generar esta condición, si no es atendida de la forma adecuada.


Para prevenir la aparición de caries y de enfermedad periodontal debes cuidar de tu boca, cepillándote los dientes al menos dos veces al día, pasarte el hilo dental para eliminar el resto de alimentos que se quedan entre los dientes. Deberás evitar los alimentos con alto contenido de azúcar y procurar mantener una dieta equilibrada.

Si tienes vómitos no olvides enjuagarte inmediatamente después de vomitar, así evitarás que los ácidos desmineralicen el esmalte de tus dientes y los desgasten, pero recuerda que deberás esperar mínimo media hora antes de cepillarte los dientes.

Aunque la mujer note inflamación de sus encías y por ende molestia al cepillarse, debe seguir cepillándose correctamente, ya que de lo contrario, se generará una acumulación de placa bacteriana que puede convertirse en sarro y desencadenar una enfermedad periodontal que afecte los tejidos de soporte de los dientes de forma irreversible.

Para las pacientes con la boca sana, es recomendable realizar una higiene previa al embarazo, para eliminar al máximo cualquier contenido de sarro o placa bacteriana alojada en las encías.


Para las pacientes con tendencia a la acumulación de cálculo dental o sarro y por ende con problemas de encías, bien sea gingivitis o periodontitis, se recomienda eliminar totalmente el contenido de sarro alojado sobre la superficie dental y el control de la enfermedad periodontal antes del embarazo, para que esta condición no se agrave cuando los cambios hormonales alteren la estabilidad de la encía.


Si el embarazo no ha sido planificado y la mujer presenta enfermedad periodontal activa y esta se agrava durante la gestación, el tratamiento deberá ser llevado a cabo sin falta en el segundo trimestre del embarazo. Estudios científicos han demostrado una relación entre el parto prematuro y la presencia de enfermedad periodontal activa.

Durante un tratamiento dental en una mujer embarazada, nuestro principal objetivo es asegurar la protección tanto de la madre como del feto, por eso no realizaremos ninguna intervención que los ponga en riesgo.


Por eso es importante saber seleccionar el momento ideal para realizar el tratamiento dental y planificarlo para evitar ciertas repercusiones y sobretodo tendremos que realizar tratamientos preventivos para evitar problemas durante el embarazo.


TRATAMIENTOS INDICADOS DURANTE EL EMBARAZO


Deberás acudir al dentista para realizarte revisiones antes y durante el embarazo, sobre todo no olvides avisar al dentista de que estás embarazada, aunque el tratamiento dental es seguro durante el embarazo en caso de alguna duda tu dentista habitual podrá contactar con tu ginecólogo. Puedes realizarte un tratamiento dental durante todo el embarazo, pero el periodo ideal es entre la 14 y 20 semana de embarazo.

Durante el embarazo las radiografías deben ser evitadas, en especial en los tres primeros meses de gestación. Sin embargo cuando son necesarias por alguna urgencia dental, se recomienda que sean usadas a partir del segundo trimestre del embarazo y realizarlas siempre utilizando un delantal de plomo para proteger al feto de la radiación.

Al igual que las radiografías, la toma de antibióticos y de analgésicos debe ser evitada, en especial en el primer trimestre del embarazo. Solo en caso de urgencias y bajo estricta supervisión del médico tratante, se recomendará el uso de mediación en la mujer embarazada.


Si se diagnostican problemas leves que no generaran situaciones de urgencia o daños irreversibles, entonces se recomienda esperar para realizar los tratamientos dentales necesarios tras el nacimiento del bebé.


Durante el primer trimestre podremos realizar tratamientos de emergencia, darte consejos sobre una adecuada higiene oral y podrás realizarte higienes dentales.

En el segundo trimestre podrás realizarte tratamientos de emergencia, hacerte radiografías de protección y es el momento ideal para realizarte los tratamientos que sean necesarios.


Durante el tercer trimestre podrás realizarte igualmente tratamientos de urgencia, radiografías de protección. Durante las últimas semanas de embarazo es aconsejable que evites realizarte tratamientos dentales ya que existe la posibilidad de que presentes un parto prematuro en el gabinete dental.


Otra de las cosas que debes ser consciente, es que debes evitar automedicarte durante el embarazo, ya que no sabes cómo pueden afectar al desarrollo del feto. No debes medicarte si no es estrictamente necesario, en el caso que necesites medicación deberás acudir a tu médico para que te de una pauta que sea eficaz y que no conlleve ningún riesgo ni para ti ni para el feto.


TRATAMIENTOS DENTALES Y LACTANCIA


Cuando la madre en proceso de lactancia requiere tratamiento dental, estos pueden ser realizados sin problemas, sin embargo se le recomienda informar a su dentista tratante, para que el decida si es necesario utilizar algún tipo de anestésico específico para el caso.


Por lo general lo único que se recomienda, es esperar un periodo de varias horas tras la aplicación de la sustancia anestésica, de este modo la anestesia podrá ser eliminada por completo del organismo antes de proceder a amamantar al bebé.


Los tratamientos dentales y el embarazo no son incompatibles, sin embargo deben ser tratados con las precauciones necesarias para evitar daños al embrión o al feto en gestación.


FÁRMACOS DURANTE EL EMBARAZO


Se debe tener en consideración la toma de los fármacos durante el embarazo. A continuación le explicamos algunos de los consejos.


Analgésicos y aines

Evitar el uso de AINEs durante el embarazo, incluida la aspirina, especialmente durante el 1º y 3º trimestreAlternativa más segura Paracetamol (Acetominofen).


Anestésicos típicos y locales

Lidocaína es el AL más utilizadoDosis máxima de 5mg/kgSi se combina con vasoconstrictor aumenta a 7mg/kg.Uso seguro durante el embarazo y el periodo de lactancia


Antibióticos

Prioridad a ATB no asociados a riesgos para la madre o el fetoEvaluar riesgos y beneficios.Preferir los ATB que llevan tiempo en el mercadoPreferir monoterapiasSeleccionar el ATB que tenga tolerancia comprobadaSupervisar el tratamiento y ajustar la dosis según necesidad [Símbolo] mínima dosis, mínimo tiempoDar prioridad a la terapia oral, cuando sea posibleConsiderar la permeabilidad de la placenta y el mecanismo de eliminación del ATB.


MEDICACIÓN EN PERIODO DE LACTANCIA


Inhibir la producción de leche: algunos medicamentos disminuyen la producción láctea, fundamentalmente por inhibición de la prolactina

Pasar a sangre de la madre: la biodisponibilidad es el porcentaje de una sustancia que alcanza la circulación sistémica tras su administración, absorción y posible primera metabolización hepática.

Pasar a leche de la madre: El índice Leche/Plasma es la relación de concentración de una sustancia en la leche respecto a la concentración en plasma. Cuanto menor es esta relación (<1) menos concentración alcanza el medicamento en leche materna.

Persistir en leche de la madre en concentración significativa, que dependerá de:

Pico o tiempo máximo: tiempo para alcanzar la concentración máxima desde la administración será mejor tomar el medicamento inmediatamente después de dar el pecho) Tiempo medio: Semivida de eliminación: tiempo que tarda la concentración plasmática de una sustancia en reducirse a la mitad.

Pasar a sangre del lactante: los medicamentos por vía parenteral suelen tener biodisponibilidad oral nula: aunque estén en la leche materna, el intestino del lactante no los absorbería.

Ser una sustancia tóxica para el lactante: la mayoría de medicamentos no le causarán gran problema por recibirlos a dosis subterapéuticas a través de la leche materna.


Si tienes alguna duda sobre los tratamientos que puedes realizarte durante el embarazo no dudes en acudir a nosotros, en CADO estaremos encantados de asesorarte y aconsejarte lo mejor para ti y tu bebé.

9 vistas
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono de YouTube